Blogia
Basurillas

Esto se hunde

Lo he intenté la semana pasada con correos electrónicos subidos de tono para arengar a la tropa. Una táctica muy usada por los ejércitos para subir la moral de los soldados tras intensas campañas de guerra. Norma Jean, mas conocida como Marilyn Monroe, visitó a los norteamericanos en la guerra de Corea en 1954. El General Franco mandó a Carmen Sevilla a Ifni, y mister "x" Felipe González, a imagen y semejanza de Dwight David Eisenhower y el Caudillo, mandó a Marta Sánchez para que nuestro destacamento en una de las fragatas, más concretamente en la Numancia, pudiera pajillearse a gusto al son de "Soldados del amor", en la primera Guerra del Golfo.

Visto el éxito, y tras el varapalo sufrido el pasado fin de semana, voy a cambiar de táctica y os voy a ofrecer unas palabras que Cicerón le lanzó al rebelde Catilina en una de sus famosas catilinarias: "¿Hasta cuándo, Catilina, has de abusar de nuestra paciencia? ¿Cuándo nos veremos libres de tus sediciosos intentos? ¿A qué extremos se arrojará tu desenfrenada audacia? ¿No te arredran ni la nocturna guardia del Palatino, ni la diurna vigilancia de la ciudad, ni las alarmas del pueblo, ni el acuerdo de los hombres honrados, ni este fortísimo lugar donde el Senado se reúne, ni las frases amables y semblantes de todos los senadores? ¿No comprendes que tus designios están descubiertos?"

¿Y a que viene esto? Pues muy fácil. Por la desidia y la dejadez de todos los integrantes del equipo que lo dejan morir en una de las peores situaciones de los últimos tiempos; por la falta de compromiso y actitud, que no aptitud pues a todo el mundo se le presupone cuando el barco tiene una vía de agua y todo el mundo salta por la borda sin hacer ni el amago de intentar repararla. Por ser unos nuevos Catilinos en este inicio del siglo XXI. Calderón de la Barca escribió al soldado español de los Tercios:

Este ejército que ves
vago al yelo y al calor,
la república mejor
y más política es
del mundo, en que nadie espere
que ser preferido pueda
por la nobleza que hereda,
sino por la que el adquiere;
porque aquí a la sangre excede
el lugar que uno se hace
y sin mirar cómo nace
se mira como procede.
Aquí la necesidad
no es infamia; y si es honrado,
pobre y desnudo un soldado
tiene mejor cualidad
que el más galán y lucido;
porque aquí a lo que sospecho
no adorna el vestido el pecho
que el pecho adorna al vestido.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás
tratando de ser lo más
y de aparentar lo menos.
Aquí la más principal
hazaña es obedecer,
y el modo cómo ha de ser
es ni pedir ni rehusar.

Aquí, en fin, la cortesía,
el buen trato, la verdad,
la firmeza, la lealtad,
el honor, la bizarría,
el crédito, la opinión,
la constancia, la paciencia,
la humildad y la obediencia,
fama, honor y vida son
caudal de pobres soldados;
que en buena o mala fortuna
la milicia no es más que una
religión de hombres honrados

Por cierto, el sábado 17 de Febrero jugamos a las 18 horas. Espero confirmaciones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres